Mi compromiso Marta Mendoza

Desde

750.00

Por servicio
Escribe tu opinión

1. Responsabilidad.

Saben la ilusión con la que estáis preparando vuestra boda y la importancia que tienen todos los detalles para que todo salga perfecto. Son conscientes de la responsabilidad que depositáis en sus manos y por ello se comprometen a poner la misma ilusión para cumplir vuestras expectativas con el vídeo de boda.


2. A vuestro lado en todo momento.

Vuestro reportaje de boda será en todo momento su prioridad. Se dedicarán a vosotros al 100% y estarán disponibles en todo momento, no solo el día de la boda sino desde que les contratéis hasta que os entreguen el trabajo

3. Mimo y detalle.

Para ellos la calidad, el trabajo bien hecho y sobre todo, que quedéis satisfechos, es muy importante. Trabajarán con mimo y esmero, dedicando el tiempo que sea necesario para entregaros un reportaje que os emocione y os haga revivir el día de vuestra boda.

4. Flexibilidad.

Vosotros sois quienes marcáis el tipo de vídeo que queréis. En todo momento tendrán en cuenta vuestras ideas, preferencias y gustos para personalizar vuestro reportaje. ¡Tan solo decidles qué queréis o que necesitáis!

5. Ética profesional.

Los principios y los valores son los pilares básicos de su forma de trabajar. Actúan con transparencia y honradez, alejándose de la economía sumergida y de las prácticas fraudulentas presentes en el sector. Por ello, la entrega de los trabajos va acompañada de su correspondiente factura, declaran todos sus ingresos, y todos los profesionales con los que trabajan son cotizantes de la seguridad social que les facturan sus servicios.